¿Las Santas Escrituras son suficientes para la Salvación?

Oct 3, 2017 | Doctrina

¿Qué significa suficiencia de la Biblia? quiere decir que la Biblia contiene todas las palabras de Dios que él quería que su pueblo tuviera en cada etapa de la historia de la redención, y que ahora contiene todo lo que necesitamos que Dios nos diga para salvación, para confiar en él perfectamente y para obedecerle perfectamente.

Entonces, decir que las Escrituras son suficientes, significa que la Biblia es todo lo que necesitamos para equiparnos para una vida de fe y servicio, nos proporciona una clara presentación de la intención de Dios para restaurar la relación rota entre Él y la humanidad a través de Su Hijo Jesucristo. Las Santas Escrituras nos enseña acerca de la fe, la elección y salvación por los méritos de la muerte de Jesús en la cruz y su resurrección. Ningún otro escrito es necesario para entender estas buenas nuevas, ni ningún otro escrito se requiere para equiparnos para una vida de fe. Dios considera que lo que nos ha dicho en las Escrituras son suficientes para nosotros, y que debemos regocijarnos en la estupenda revelación que nos ha dado y estar contentos con ella.

Y existe respaldo bíblico de la suficiencia de las Santas Escrituras para la salvación, en 2 Timoteo 3:15, dice:

Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.

Esto indica que las palabras de Dios que tenemos en la Biblia son todas las palabras de Dios que necesitamos a fin de ser salvos, estas palabras pueden hacernos sabios para la salvación. En otras palabras, las Escrituras son suficientes en el sentido que son las únicas (de una vez para siempre) inspiradas y (por tanto) infalibles palabras de Dios que necesitamos, para saber el camino de salvación (dar la sabiduría que lleva a la salvación) y el camino de obediencia (equipado para toda buena obra). También hay otros pasajes que hablan de las palabras de las Escrituras como los medios que Dios usa para llevarnos a la salvación (Stgo.1:18; 1 Pedro 1:23)

Además el apóstol Pablo declara: Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. (2 Timoteo 3:15-17). Si la Escritura es “Inspirada por Dios,” entonces no es de inspiración humana. Aunque haya sido escrita físicamente por los hombres, nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo (2 Pedro 1:21). Ningún escrito hecho por el hombre es suficiente para equiparnos para cada buena obra; solo la Palabra de Dios puede hacerlo. Además, si las Escrituras son suficientes para equiparnos totalmente, entonces no se necesita nada más.

La suficiencia de las Santas Escrituras, implica que los hombres no pueden añadir por iniciativa propia otras palabras a las que Dios ya ha dicho. Todavía más, implica que de hecho Dios no le ha dicho a los seres humanos ninguna otra palabra que nos exija que creamos u obedezcamos aparte de las que ya tenemos en la Biblia. Este punto es importante, porque nos ayuda a entender como Dios pudo decirle a su pueblo que sus palabras para ellos eras suficientes en muchos puntos diferentes en la historia de la redención. Por ejemplo Deuteronomio 29:29 Moisés dice: Lo secreto le pertenece al Señor nuestro Dios, pero lo revelado nos pertenece a nosotros y a nuestros hijos para siempre, para que obedezcamos todas las palabras de esta leyRecordándonos que Dios siempre ha tomado la iniciativa para revelarnos cosas, él ha decidido que revelar y que no.

Por lo tanto podemos decir que la suficiencia de las Santas Escrituras significa que no necesitamos ninguna otra revelación especial, no necesitamos más palabras inspiradas, infalibles. En la Biblia que Dios nos ha dado, tenemos los estándares perfectos para juzgar todo conocimiento. Ningún otro escrito aunque venga del pastor mas dedicado, o teólogo, o iglesia de cualquier denominación, puede reflejar o complementar la Palabra de Dios con sus ideas de hombres para salvación. Aunque existan técnicas y métodos para atraer multitudes, entretenimiento, revelaciones no bíblicas, misticismo, y consejería psicológica, y todo tipo de cosas que declaran que la Biblia y sus preceptos no son adecuados para vivir la vida cristiana, las Santas Escrituras dicen que contienen todo aquello que es necesario para el creyente entienda el carácter de Dios, la naturaleza del hombre y las doctrinas del pecado, el cielo, el infierno y la salvación a través de Jesucristo.

Jesús dijo: Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen (Juan 10:27).

Su voz es todo lo que necesitamos oír, y las Escrituras son Su voz, total y absolutamente suficiente.